miércoles, 9 de mayo de 2012

Pechuga de pollo con salsa de cebolla

Esta receta es otra manera de cocinar los filetes de pollo sin recurrir a la tradicional plancha o rebozado. Es una forma más novedosa, el resultado es espectacular y cuando la complejidad es mínima ¿por qué no probarlo? por eso considero imprescindible aconsejarla.
El pollo es una de las carnes más saludables y recomendadas porque son muy fáciles de digerir y bajas en grasa.
Antiguamente, en España, era un lujo reservado para las grandes ocasiones familiares, Navidad, ... pero su consumo se ha popularizado debido a la cría industrial de estas aves siendo en la actualidad un alimento tan básico que se incluye en el índice de precios al consumo.

INGREDIENTES: 
  • filetes de pechuga de pollo.
  • nata de cocinar
  • sopa de cebolla Knorr
  • queso rallado
PREPARACIÓN:
1. Untar el molde con aceite.
3. Colocar los filetes y regar con la nata.
4. Espolvorear con los polvos de la sopa de sobre y finalmente echar el queso rallado.
5. Meter al horno precalentado hasta que se dore (se harán enseguida porque suelen ser finos).


NOTA:
  • La medida de nata que usaremos dependerá de la cantidad de salsa que queramos obtener, pero recordad que a veces los filetes sueltan algo de jugo (que desaparecerá si después de apagado el horno dejamos el plato dentro para que se termine de pasar). Personalmente no me gustan con mucha salsa porque así la sopa y el queso quedan bien pegados al filete.
  • Insisto en la posibilidad de sustituir la nata por leche evaporada, que sólo tiene un 8% de grasa, rebajando las calorías del plato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...